Artículos

Seis de las/os mejores «terroristas» Antifa, y lo que hicieron para cimentar sus lugares en la historia

Nota editorial: Esta es una traducción del artículo “Six of the best Antifa ‘terrorists’, what they did to cement their places in history” (“Seis de las/os mejores ‘terroristas’ Antifa, y lo que hicieron para cimentar sus lugares en la historia”) publicado en Libcom.org. El título fue originalmente creado con la intención de boicotear los intentos del fascismo angloparlante de posicionar una relación entre el terrorismo y las acciones antifascistas con el hashtag #AntifaTerrorists. Dadas las acciones de Willem van Spronsen hace algunas semanas, y que el autor del reciente tiroteo en Dayton estaba suscrito a grupos antifascistas en redes sociales1 , esta tendencia reaccionaria ha recobrado nuevas fuerzas. Es por esto que, a pesar de que sea una lista bastante eurocéntrica y nuestras reticencias respecto al amplio término “antifascista”, hemos decidido traducir el breve artículo principalmente para rescatar de la memoria a personas que se dedicaron a luchar contra el fascismo. Tal como con Macarena Valdés, Santiago Maldonado y Camilo Catrillanca, no serán olvidades.

Francesc Sabaté Llopart

La vida de Francesc Sabaté Llopart (también conocido como “El Quico”)2, parece la trama de una película de acción anarquista. Desde la Guerra Civil Española, hasta la resistencia anti-nazi en Francia y la lucha armada contra Franco, Sabaté llevó a cabo asesinatos de fascistas, cruces ilegales de frontera a través de los Pirineos3 y robos a mano armada para financiar la resistencia. Fue eventualmente nombrado como el Enemigo Número 1 de Franco.

Frieda Belinfante

Frieda Belinfante fue una chelista neerlandesa, conductora, lesbiana e integrante de la resistencia anti-nazi. Durante la ocupación falsificó documentos para personas, y formó parte en un ataque al registro civil, destruyendo documentación que los nazis estaban usando para detener personas judías en los Países Bajos. Sobrevivió la guerra al escapar a Suiza, cruzando Los Alpes franceses a pie.

Willem Arondeus

Uno de los compañeros de Belinfante en la resistencia neerlandesa fue el antifascista gay Willem Arondeus. Líder del Consejo de Resistencia, también participó en el ataque al registro civil de Amsterdam. Pero, a diferencia de Belinfante, Arondeus fue arrestado y ejecutado por los nazis. Sus últimas palabras antes de la ejecución fueron: “Que se sepa que los homosexuales no son cobardes”.

Gino Lucetti

Anarquista italiano, Gino Lucetti del bastión anarquista de Carrara, intentó en 1926 asesinar al primer dictador fascista del mundo, Benito Mussolini. Herido de bala en el cuello por un fascista e incapaz de encontrar un médico dispuesto a extraer la bala, Lucetti fue ingresado de contrabando a Francia donde recibió tratamiento. Fue aquí donde se planeó el intento de asesinato: un día, en Roma, Lucetti esperó que pasara el auto de Mussolini antes de arrojar una bomba, la cual destrozó el parabrisas pero falló en detonar. Eventualmente arrestado, moriría una semana después de la rendición italiana en 1943.

Stuart Christie

A sus 18 años estuvo involucrado en el intento de asesinato del dictador español General Franco. Christie fue encarcelado en España donde conoció a algunos de los más grandes personajes de la resistencia española. Tras su liberación fundó la Cruz Negra Anarquista y fue acusado por el Estado de proveer apoyo la guerrilla británica urbana Angry Brigade.

Violet Gibson

Una aristócrata de 49 años y activista por la paz que intentó asesinar al dictador fascista de Italia, Benito Mussolini en Roma 1926. Se armó con una pistola envuelta en un chal, y una piedra para romper el vidrio del auto en caso de ser necesario. Al disparar a su cabeza, Mussolini se movió, lo cual significó que la bala alcanzó su nariz, atravesando ambos orificios nasales.

Notas

  1. Expresamos nuestro absoluto repudio a las acciones de Connor Betts, autor del tiroteo que dejó nueve personas muertas en EE.UU. Cabe aclarar que aunque se le haya intentado relacionar al movimiento antifascista, Betts era vocalista de una banda pornogrind cuyas letras eran intensamente misóginas y violentas por lo que ponemos en duda sus supuestas tendencias antifascistas.
  2. Ver documental ¡Soy el Quico! – El último guerrero, parte 1 y parte 2 en Vimeo.
  3. Cordillera en la frontera entre España y Francia.