ArtículosRevuelta Región Chilena 2019

Revuelta de octubre del 2019

¿Puede ser capturada en toda su magnitud una revuelta mediante un simple artículo en esta pagina? ¿Es posible siquiera dar a entender todo lo que ha ocurrido desde hace una semana en el territorio dominado bajo el Estado Chileno? ¿Puede ser calculado o enumerado el sinnúmero de incendios, apedreos, saqueos, destrucción de infraestructura del Estado, del capital y de la autoridad?

¿Puede señalarse en algunas palabras la cantidad de enfrentamientos, emboscadas, ataques a fuerzas represivas desde militares, pacos o detectives?

Creemos sinceramente que es imposible, pero buscando dejar constancia y difundir, hemos publicado un breve recuento de lo acontecido.

Tras el aumento del pasaje del Metro, el sector más insurrecto de les secundaries decidió desobedecer el nuevo nudo sobre el cuello de quienes sobreviven en Santiago, es de esta forma que comienzan a organizar evasiones masivas en distintas estaciones de metro. Estos hermosos gestos de rebeldía, no solo eran individuales o sectoriales, sino que buscaban extender las complicidades al abrir la puerta para que cualquiera pudiese evadir.

Como era esperable, la represión se dejó caer con brutalidad, al mismo tiempo que las evasiones masivas comenzaban a multiplicarse y sobrepasar el inicial protagonismo de les compañeres secundaries.

El Estado decidió reprimir cualquier atisbo de aquellas expresiones, incluso llegando a tropezarse en su objetivo de mantener el normal funcionamiento del metro. No pocas fueron las estaciones cerradas por la represión, o la vigilancia al interior de los metros por parte de policías, generándose enfrentamientos espontáneos en cualquier momento.

Fue el viernes 18 de octubre que los enfrentamientos comenzaron desde temprano a sucederse en todas las principales avenidas de Santiago y principalmente en las cercanías de los metros. Y al atardecer nos encontrábamos en un contexto de revuelta generalizada, distintas estructuras del capital eran atacadas espontáneamente por les revoltoses que habían aumentado en número. Todo lo que nos oprime se transformó en un blanco, ahí donde estuviese.

La ciudad completa ardió, la revuelta se hizo reproducible y contagiosa. Cientos de bancos quemados, instituciones financieras, oficinas de gobierno, edificios completos destinados al saqueo ambiental ardieron, varias estaciones del metro fueron atacadas, algunas quemadas completamente.

La policía no daba abasto y durante la noche del 18 al 19 de octubre el gobierno decreta Estado de Emergencia, destinando al Ejército el control de la revuelta. Pero los días 19 y 20 los disturbios continuaron incontrolados arrasando con todo lo que oliera a Capital y Estado, esta vez expandiéndose a nivel nacional la revuelta, donde ya poco o nada importaba el aumento de la tarifa del metro, sino las condiciones de vida miserables bajo el capitalismo.

Desde entonces el gobierno y el general Iturriaga (a cargo de la zona metropolitana) decretó toque de queda, y con esto la prohibición de toda la población de circular por las calles durante ciertas horas. El toque fue desobedecido desde un comienzo hasta las últimas jornadas (27 de octubre) donde ha sido aplicado.

La represión ha generado un sinnúmero de herides, detenides, torturades, agredides sexualmente y desaparecides. No confiamos en las cifras del gobierno y tampoco en las de los Institutos de Derechos Humanos, sabemos que son muches más…

Hoy no podemos hablar del fin de la revuelta, aun cuando haya adquirido el carácter más de protesta generalizada luego de los primeros tres días de levantamiento. No sabemos cómo continuará todo, pero sabemos que esto no ha terminado, lo hemos podido ver los últimos días con enormes manifestaciones en el centro devastado de la capital, con largos enfrentamientos con las fuerzas represivas (militares, carabineros o detectives).

Desde Noticias de la Guerra Social reconocemos que las revueltas generalizadas no pueden ser adjudicadas, porque simplemente le pertenecen a todes quienes han estado en la calle. Desde entonces, seguiremos trabajando para dar difusión a quienes desafían y atacan a la autoridad.

¡La revuelta es reproducible y contagiosa!

Algunos artículos para entender el contexto:

Por Noticias de la Guerra Social