ArtículosRevuelta Región Chilena 2019

Llamamiento

Luego de 13 días de Revuelta social en el territorio dominado por el Estado chileno, la fuerza de la tormenta empieza a amainar, les irreductibles y combatives siguen alimentando el fuego de la protesta pero cada vez quedamos menos, cansades y herides. El poder crea caminos para aislarnos, la televisión repite sin cesar lo de “pequeños grupos organizados para el caos y la destrucción” (recuerden esta frase), desde el ministerio del terror usan el mismo discurso, los monigotes políticos de izquierda, que quieren controlar la rabia de les explotades, llaman a la calma y a una hipotética Asamblea Constituyente. Pretenden desvalidar a quienes actuamos (entre muchas otras cosas) con la violencia anárquica, organizada y revolucionaria; demonizando la praxis que el pueblo pobre y explotado tomó para sí estos días de revuelta y sabotaje, dando la mejor excusa para que la policía nos persiga sin freno. No solo debemos preocuparnos por les muertes, herides y torturades, la represión se está afilando los dientes mientras la prensa del capital apunta los objetivos. Se empezarán a suceder las invasiones de la policía a nuestros barrios, a nuestros hogares, ya hay varies preses a causa de “investigaciones de inteligencia”. Un joven de 32 años arriesga 15 años de presidio por sabotear los validadores de un metro, gente acusada de cortar caminos estratégicos ven sus casas violadas y son secuestrades desde sus familias. Dirigentes visibles de todo tipo reciben amenazas de muerte por teléfono o por anónimos en la calle, quienes tienen la vileza de amedrentarles hasta con la seguridad o la vida de sus hijes, los pacos y milicos que han violado, torturado, asesinado y mutilado, salen con firma mensual y son reincorporados a sus instituciones. Nunca ha sido más cierto el hecho de que quien hace una revolución a medias pagará con sangre el atrevimiento de molestar a la burguesía, el mito de la igualdad ante su Ley resquebrajándose aún más ante los ojos de todes, el castigo luego del motín carcelario develan los barrotes que nos contienen.

Estamos conmocionades por la brutalidad del sistema, el ¡Nunca más en Chile! jamás nos había sonado tan absurdo, pero tenemos que tener en claro que esto es sólo una muestra pequeña del terror que son capaces de liberar cuando les sueltan la correa a los aparatos represivos del sistema.

Algunas preguntas transitan mi mente ¿Qué viene ahora? ¿Cómo seguir preparándonos? Se fomentarán aún más los grupos paramilitares quienes torturarán y asesinarán a la gente combativa en total impunidad. La policía envalentonada por los discursos fascistas de los gobernantes y por la pasividad cómplice de la izquierda del capital tratarán de barrernos y arrojarnos a la sombra. Tratarán de recrear una organización fantasma donde nos meterán a todes en el mismo saco para darle legitimidad a su persecución. Harán montajes e inventarán pruebas, también pagaremos muy caro los errores y aislamientos cometidos, que han sido siempre la vertiente que ha saciado la sed de venganza de la policía. Si pensamos en sobrevivir y que nuestras ideas anárquicas resquebrajen aún más este oasis de cartón debemos organizarnos y cuidarnos, esto ya ni siquiera debería ser una opción descartable.

No estoy llamando a que cunda el pánico o a replegarse. Hoy más que nunca debemos estar en las calles, trabajos y barrios, combatiendo, propagando y organizando, juntándonos con más piños y organizaciones, creando redes que respondan a las necesidades del momento, aprendiendo a formar hábitos de seguridad, en nuestras comunicaciones y en nuestro día a día. Creando lazos con nuestras comunidades, brotando medios de discusión y contrainformación, resquebrajando los guetos, expandiendo nuestras ideas ahí donde siempre han pertenecido, tomando una real peligrosidad, entre les explotades, marginades y precarizadxe, sin distinciones de región, color ni sexualidad, nutriéndonos de mas realidades para cuestionarnos también a nosotres mismes y el cáncer del sistema que recorre todos los ámbitos de nuestras vidas.

Dejemos la mezquindad y la pelea pequeña, resolvamos lo que se pueda resolver, descartemos todo lo que nos daña y nos hace lentes y apátiques, cuidemos nuestras afinidades y cuestionemos las malas prácticas entre nosotres. Mantengamos la galaxia anarquista en su exquisita variedad de miradas pero en vez de crear antagonismo ficticios, alimentemos la lucha colectiva, con todas las herramientas para la libertad, asumiendo con humildad que tampoco somos la gran cosa. Aún queda mucho por transitar y también sufrir, pero estos días también nos han regalado miles de sonrisas, recuerdos y experiencias, que jamás borraremos de nuestra memoria ni de la memoria colectiva. El tablero acaba de cambiar y tenemos que asumirlo, la guerra social está empezando a botar su maquillaje, debemos empezar a tomarnos más en serio la realidad y salir de las abstracciones intelectuales, sin abandonar la capacidad de análisis local/global, ya que palabra y acción deberían ser la misma cosa y el futuro que se nos avecina en lo inmediato solo será para peor en su materialidad. Solo organizades podremos afrontarlo.

Con todes nuestres muertes en la memoria y en el corazón, esto también es por ustedes.
-Claudia López
-Jhonny Cariqueo
-Mauricio Morales
-Sebastián Oversluij

Y todes quienes han perdido la vida combatiendo este mundo de miserias.
A les compas perseguides y encarcelades en todo el mundo.
¡Por la anarquía!

Por Guadaña
Dia de los Muertos 2019
14ava Jornada de Revuelta Social en la región dominada por el estado chileno.