Artículos

El horror de la realidad: democracia burguesa, neofascismos y elecciones en Brasil

Por Jurema Brava (colaboradora de Anemófila.org).

“Debes construir la lengua que habitarás y debes encontrar los antepasados que te hagan más libre. Debes construir la casa donde ya no vivirás más sole. Debes construir la nueva educacíon sentimental, através de la cual volverás a amarte a ti misme. Y todo esto construirás por encima del hostigamiento general, porque les que despiertan son la pesadila de aquelles que todavia duermen”.

Comité Invisible

“Para quien vive en la guerra, la paz nunca existió”.

Racionais Mc’s

El verano se aproxima en este fin de 2018. Tan caliente como esta temporada en el cono sur son las llamas de contextos que vienen a pasos largos en estes territorios de Abya Yala (América), en este aún tercer mundo.

Lo que se ve y siente son olas que van y vienen, de movimientos que, a cada rato, se ven la cara. Por un lado, ofensivas de estados nacionales y defensores, hermanadas para la defensa de la democracia capitalista, en el contexto actual, más a la derecha (aunque, cuando estaban más a la izquierda, todavía apretaban las manos de los cuellos blancos opositores). De otro[s] lado[s], contextos con diferentes formas de ofensivas y resistencias, pero tambien de inconstancias, miedos y bajas en los frentes de combates.

Mi reflexión no es exactamente sobre donde están mis pies ahora mismo, lo que es bueno, ya que la migración y los cambios son de las hermosuras que una puede hacer cuando mira más allá de las paredes. Me iré en pensamiento para otro territorio, cerca aunque parezca lejos. También me muevo hacia un pasado no tan distante, aunque muchas dinámicas actuales llenen las mentes de tiempos más cortos e instantáneos como un clic en una pantalla. Las palabras que aquí seguirán hablarán del territorio controlado por el Estado brasilero, al otro lado de la cordillera.

Puntualmente, hablaremos aquí de un tema que, más o menos, se vuelve a diálogos, discusiones y hasta conflictos, que son las elecciones para los cargos de administracíon política de los Estados. Este tema, para les anarquistas, acaba repitiéndose a cada temporada, y aunque muches de nosotres pensemos que se trata de algo que ya tiene un mínimo de consenso, la realidad demuestra que este mínimo más que una realidad, es una idealización, sobretodo en este año, donde una figura nefasta “surge” como candidato a la presidencia, y pese a todo los absurdos y violaciones, gana. Pero, es una trampa pensar que surge de la nada y solo desde este personaje nefasto y más triste aún, pensar que la solución de todo para este contexto enfermo sería el depósito de voto en la urna (de allá, electrónica).

Dentro de las olas que se van y vienen, hay mareas que están presentes hace rato, o en verdad nunca se fueron. Y este, en mi opinión, es el caso del contexto de guerra social permanente que pasa en Brasil.

El contexto del contexto

Dentro de los estereotipos que habitan sobre la “sociedad” brasileña, uno de los más conocidos generalmente es el de la democracia racial. O sea, la idea de que no hay conflictos relacionados con el origen étnico o color de la piel de las personas, y que allá reinaria una armonia social y amable, lo mismo en los contextos de extrema desigualdad social, con un símbolo reinante del Carnaval. Bueno, no cuesta decir que todos estos estereótipos son ficticios, y que esta idea de democracia racial es una falsa idea 1, sostenida muy cuidadosamente por las élites intelectuales y económicas de aquel territorio como intento de contener el constante estado de guerra social y vender imágenes turísticas que resultan desde prejuícios “positivos” – como la idea de quienes nacemos allá somos “naturalmente” felices o sabemos “sambar” – hasta la venta de imaginarios sobre las mujeres y cuerpes sexualizados por la idea de origen “tropical”.

¿Y qué tiene que ver esto con la construcción de la derecha y sus acciones contemporáneas allá? Justamente, de que allá no existe racismo, ni tampoco discriminaciones de otras naturalezas, y vemos esto presente, por ejemplo, en el discurso de ganador de Bolsonaro, el cual estaba acompañado por un hombre negro al lado, y algunas mujeres también; no cuesta recordar uno de sus dichos:

Yo fui a un quilombo [comunidad de personas que huyeron de la esclavitud en el período colonial]. El afrodescendiente más liviano de allá pesaba siete arrobas2 . ¡No hacen nada! Yo pienso que ni para reproductor sirve.

(Bolsonaro, 03/04/2017)3

Esta declaración, además de la demostración de racismo y la consecuente revuelta en su contra, generó procesos judiciales por parte de grupos organizados del Movimiento Negro de allá. Por esto, Bolsonaro fue condenado (una vez más) por racismo. ¿Y de que sirvió esto para la democracia burguesa y su proceso electoral? Nada.

El racismo de Bolsonaro no está despegado del racismo de la sociedad brasilera, la cual fue una sociedad esclavista, que secuestró millones de personas del continente africano, oficialmente hasta el año de 1.888, un ayer si pensamos en términos de la historia. Más de 300 años de esclavitud dejaron una cicatriz muy profunda, cuyas molestias se presentan todavía hoy. Un ejemplo del racismo que todavia sigue en marcha allá es la mayor cantidad de personas negras en la población carcelaria4, en un país con la tercera población más grande en cárcel en el mundo, atrás apenas de China y Estados Unidos5.

En 2 de octubre de 1992, hubo una masacre en la Penitenciaria do Estado, la cárcel del Carandiru en la ciudad de São Paulo. En la Masacre del Carandiru fue donde en números oficiales 111 personas fueron exterminadas por la policia después de una rebelión. El juzgado responsable de los policias militares anuló todas las condenas en 2016, justificando que el comandante Ubiratan y los verdugos policias actuaron en legítima defensa6. Distante en espacio y tiempo del Carandiru, el presidio de Alcaçuz, Rio Grande do Norte, fue escenario de otra masacre en enero de 2017, el conocido Masacre de Alcaçuz, con el asesinato de 26 detenidos de las más terribles maneras, como decapitación7. Este presidio cuenta hasta hoy con hacinamiento y torturas, comparadas con la cárcel de Abu Ghraib, cárcel que fue centro de tortura de Saddam Hussein y, despues de la ocupación yankee en Iraq, estadounidense8.

Aún en la región metropolitana de São Paulo, ciudades de Osasco y Barueri, 23 personas fueron asesinadas por policias militares en 13 agosto de 2015, con motivación de venganza por la muerte de un policia. Estos asesinatos en serie fueron conocidos como Chacina de Osasco, y fue la masacre más grande de este tipo conocida en São Paulo, pese las frecuentes matanzas de este tipo en las periferias de Brasil. Los juzgados condenaron, tres años después, a un policia identificado por testimonios, pero en octubre de 2018 hubo una manifestación para anular esta condena y poner al policia en libertad por considerar nula la prueba en su contra, que fue un cambio de mensajes9.

Por una trágica ironía del destino, fue comprobado que las balas de 9mm que asesinaron a la política de izquierda Marielle Franco y el motorista Anderson Gomes en mayo de 2018 fueron del mismo lote de las balas de la Chacina de Osasco, el lote UZZ-1810. O sea, el mismo origen del armamento usado por los policias, lo que indica que sus asesinatos fueron hechos por policias, muy posiblemente a mando de quienes Marielle Franco, mujer, lesbiana, negra y favelada (pobladora), denunciaba. Esto vemos nosotres, pero no la justicia, pues hasta el dia de hoy no fueron imputados culpables.

No podemos olvidar que, la policia militar y el ejercito están en las calles de periferias y favelas en el Brasil mucho antes de la subida de Bolsonaro y su ola militarizante. Como ejemplos, la ocupación del conjunto de favelas de la Maré, en Rio de Janeiro, donde desde 2009 tanques de guerra y soldados tomaron las calles, con constantes allanamientos en las casas, promoviendo aún más balazos y tiroteos en las comunidades –con sus consecuentes muertes por balas “perdidas”- y sembrando el miedo en las personas que allí viven11. También en Rio de Janeiro, desde 2008 tuvieron inicio la entrada de las Unidades de Pacificadoras, UPP’s, en las favelas y morros de la ciudad. Las UPP’s son centros donde los policias de élite – siempre duros – se ponen en el medio de la comunidad, en regiones estratégicas, y tienen permiso para allanar y matar, bajo el pretexto de combate al narcotráfico12. La ocupación militar de la Maré y las UPP’s fueron impuestas por gobernantes del PMDB y autorizadas por los gobiernos federales del PT y fueron pensadas en el contexto de los megaeventos de Copa del Mundo (2014) y Juegos Olímpicos (2016), además de sostener la seguridad  para los ricos y turistas de la Ciudad Maravillosa.

La Masacre de Carandiru y Alcaçuz, La Chacina de Osasco, el asesinato de Marielle Franco y las ocupaciones militares y UPP’s en las favelas y periferias son exponentes del genocídio al cual las personas negras, pobres y periféricas son acometidas en el Brasil. Más encima, es permanente el estado de guerra extra-oficial, como la que se hace cotidianamente entre policias contra el narcotráfico, es decir, no son los grandes narcos que mueren en las favelas y quebradas, pero son jóvenes que allí están como escudo para mantener la desigualdad entre pobres y ricos y también el lucrativo mercado del narcotráfico, donde los grandes narcotraficantes, sectores policiales y políticos lucran con la muerte de niñes y jóvenes pobres que ya manosean metralletas, y con suerte llegan los 18 años. El ejército de reserva de la muerte forma hileras para sostener tanto el consumo de drogas, como el sentimiento de miedo y alejamiento entre las personas pobres y los delincuentes. Sobre el panorama de la delincuencia, el nuevo presidente de Brasil también se manifestó, pues en su campaña fue frecuente la promesa de “excludente de ilicitud”, o sea, de que un policia que mata una persona supuestamente “delincuente” no será investigado por la muerted13. Aun más, en su campaña, hubo incluso la promesa de dar una medalla a policías que matasen a “delincuentes”. Por fin, en su discurso después del resultado electoral, Bolsonaro se comparó a Duque de Caxias con la promesa de unificar y pacificar el Brasil. Caxias fue milico a servicio de la corona que promovió guerras de norte a sur del territorio para formar las fronteras de Brasil en el siglo 19.

Tales datos son confirmaciones de prácticas genocidas y de gatillo fácil, con militarismo e impunidad que ya existían desde mucho y se confirman de manera más explícita en las propuestas de este nefasto elegido por la democracia. Se confirman, pero están lejos de ser prácticas nuevas.

Las poblaciones indígenas en Brasil también están sufriendo amenazas por parte del presidente democraticamente elegido:

La politica ambiental es pésima em nuestro país. Si se quiere hacer una hidroeléctrica, en Roraima o en Valdo Ribeiro, por ejemplo, es imposible, teniendo en cuenta la cantidad de tierras indígenas, quilombolas, estaciones ecológicas, parques nacionales. Hay que poner un fin en esta política xiita que está ahogando a Brasil

(Bolsonaro, 13/11/201)14

Pero, cuando pensamos un poco en el contexto de los pueblos originarios en Brasil, notamos que las amenazas, desde lejos, no vienen solamente de esta figura hedionda.

Debido a los 518 años de colonización, con guerras, conflictos y epidemias que resultaron en bajas con números de genocídio, los pueblos indígenas en el território controlado por el Estado brasilero suman, actualmente, 240 etnias y aproximadamente, 1 millon de personas15.

Así como las personas negras, las personas indígenas todavía pagan caro los precios del dominio colonial, tanto para afirmar su cultura y modos de vida, siendo discriminadas en los más distintos contextos, rurales o urbanos, hasta en la garantía mínima del derecho a la tierra. Los conflictos por tierras son la gran causa del genocidio indígena en Brasil, con muertes violentas que en la última década sumarán 1.071 asesinatos contabilizados, 10 muertes al mes16. Los derechos indígenas están amenazados mucho antes de Bolsonaro, con los terratenientes y grandes empresarios que buscan privatizar el agua y la tierra para seguir la marcha de la civilización y del capitalismo. No olvidemos también que la Reforma Agraria encontró muchos barreras, y derechos de les campesines continuaron siendo quitados por el gobierno del PT. Dilma Rouseff, de hecho, demarcó menos tierras al Movimiento dos Sem Terra (MST) que Lula o el entonces gobernante de oposición más a la derecha que vino antes, Fernando Henrique Cardoso del PSDB17. Además de las tierras, las muertes por conflictos en el campo en Brasil tienen números de guerra, con policías acusados, pero sin resolución: de las 57 muertes registradas en contexto campesino en 2017, solamente 2 fueron solucionados18.

Una figura nefasta que representa los intereses de los terratenientes y grandes empresas usurpadoras de recursos de la naturaleza es Katia “Motossierra” Abreu. Katia Motosierra es Senadora del Partido Democrático Trabalhista PDT, gran terrateniente y empresaria del ramo ganadero y asumida enemiga de los pueblos indígenas y campesines. En cuanto a su rol como senadora, ella propuso la no demarcación de las tierra indígenas, justificando de que los “indios deberian mantenerse en la selva, no en las áreas de producción19”, dentro de otras afirmaciones etnocéntricas y racistas que ella hizo sobre los pueblos indígenas. Esta terrateniente fue nombrada Ministra de La Agricultura por la entonces presidenta Dilma Rouseff en 2014, y llegó a salir del partido del que hacía parte, el PMDB, despúes del golpe del vice-presidente de Dilma, Michel Temer. En las elecciones de 2018 en Brasil, Katia Motosierra salío como candidata a la vice-presidencia de Ciro Gomes, del mismo partido. Ciro Gomes fue considerado una “opción de izquierda” – hasta para personas que nunca habían votado por motivos ideológicos en estas elecciones.

Así, una vez más vemos los juegos de la democracia a servicios de quienes están, y la ilusión de que un voto pueda cambiar algo, pues a fin de cuenta, ganó el abominable de la vez, el cual si bien es rival de otres candidates, tiene concordancia en muchas de sus propuestas, como estar en contra de los pueblos indígenas.

En la cadena de secuelas coloniales que citamos como hilo conductor para estas reflexiones, las mujeres tambíen figuran como una camada social que sufrió estigmatizaciones y abusos llevados a cabo hasta hoy. Recordemos de que solo colonizadores hombres, al principio, invadieron las tierras, y las mujeres autóctonas, las secuestradas en masa del continiente africano y, después, muchas europeas pobres, fueron explotadas por el colonialismo patriarcal, base del machismo contemporáneo, todos frutos de la misoginia original. Y como ejemplo de esta misoginia consolidada, también tenemos un ejemplo del presidente democráticamente elegido en Brasil:

Quédate ahí, Maria do Rosário, quédate. Hace pocos días me llamaste violador en el Salón Verde, y yo dije que no te violaría porque tú no lo mereces. Quédate aquí para oír (Bolsonaro, 09/12/2014)20

La afirmación de arriba fue dicha por Jair Bolsonaro conta la diputada Maria do Rosário, del PT. Bolsonaro agredió a la misma diputada, llamándola “vagabunda” (algo similar a ofensa maraca) que “no merecía su violación” y que iría a golpearla, tras una discusión en 2003 transmitida en la televisión sobre la imputación de delitos a menores de 16 años.

Esta situación pasada no fue la única demostración pública de la misoginia del nefasto. En su campaña pública, llegó a afirmar que su única hija fue resultado de una “debilidad”.21.

Las ofensivas contra mujeres de su entorno no paran ahí. Hay muchas controversias sobre su ex-esposa, Cristina Bolsonaro, la cual se fue a vivir en Noruega por haber sufrido violencias y sufrir amenazas, hasta de muerte, de su parte22. Un día antes de la primera ronda electoral, ella apareció en el teleperiódico de mayor audiencia rechazando todos los supuestos “cauhines” de agresiones, y llegó hasta a decir que mintío en esa ocasión. El teleperiódico dedicó el doble de tiempo para dar lugar a la ex-esposa de Bolsonaro quitarle las culpas de violencias en relación a la cobertura de las protestas del “#Ele Não”, marchas con miles de mujeres y disidencias sexuales de los más diversos sectores políticos que se llevaron a cabo contra el entonces candidato por todo el país el 29 de septiembre, un día antes de la primera ronda de las elecciones23. Por fin, después de desmentir las acusaciones de violencias y amenazas, decir que mintió y comparecer a manifestaciones favorables a Bolsonaro, Cristina se candidateó a diputada en 2018, pero no fue elegida. En conjunto con su misoginia, Bolsonaro demostró en abril de 2016 toda su asquerosidad al homenajear al los “militares de 64” y, personalmente, a Carlos Alberto Brilhante Ustra, el cual fue torturador de Dilma Rousseff en la carcel de la dictatura civil militar brasilera24.

Las declaraciones y prácticas de Bolsonaro no están alejadas de una realidad brasilera que viene mucho antes de su ascenso al poder máximo de la democracia. Brasil figura como un país en el cual las mujeres son violentadas de distintas maneras, lo que queda demostrado en investigaciones recientes, como por ejemplo que allá, en 2015, fue registrada una violación cada 11 minutos, y llevándose en consideración que se calcula que apenas un 10% de las violaciones son registradas, la tasa puede llegar a 500 mil violaciones al año. También son alarmantes los números de las violencias físicas, las cuales muestran que una mujer es victima de agresión cada 7,2 segundos, y en 2013, 13 mujeres fueron asesinadas, todos los días, por feminicidio25.

Siguiendo los posicionamientos sobre la situación de las mujeres, el católico Jair Bolsonaro está fuertemente contra el aborto. Estamos hablando de un país donde cada dos dias, una brasilera pobre muere por aborto clandestino, y esta es la quinta mayor causa de muerte materna. Más de 250 mil mujeres son hospitalizadas por año debido complicaciones por aborto inseguro y, pese ser una cuestión presente en la salud pública, el aborto sigue siendo criminalizado, con excepción de las tres causales: embarazo debido a violación, riesgo de vida de la persona gestante o feto anencéfalo26.

El presidente elegido por la democracia ya declaró que quiere el fin de la ley que garantiza la atención de victimas de violación, que incluye el aborto legal en caso de ser necesario, y también nombró como Ministra de la Mujer, Familia y Derechos Humanos a Damares Alves, una abogada y pastora evangélica, que ya declaró que desea un “Brasil sin aborto”27. Recordemos que Damares Alves es fundadora de la ONG Atini, acusada de traficar niñes indígenas28.

Pese toda la carga obvia de misoginia y ofensiva contra a los derechos de las mujeres hecha por este nefasto y su equipo, no debemos nos olvidar de que en Brasil la violencia contra las mujeres siempre estuvo presente, y las acciones para su combate fueron y son hechas antes que nada de manera autónoma y combativa, aunque también fueron llevadas a cabo iniciativas por algunos gobiernos considerados más progresistas, al fin de cuentas, un país que se propone meterse en la economía mundial no debe figurar tan abiertamente en los listados de máximas violaciones de derechos humanos mínimos. Pero tampoco nos olvidemos: los mismos gobiernos dichos progresistas y a la izquierda mantuvieron políticas públicas derechistas, como el caso de Dilma Rousseff, la primera mujer presidenta, feminista, que mantuvo el aborto penalizado, dando las manos en este tema a los sectores fundamentalistas religiosos y a la derecha tradicional. Las comunidades e individualidades LGBTQI* también fueron alcanzadas por las ofensivas de odio lanzadas por el presidente de la democracia brasilera. Bolsonaro, mientras era diputado, llegó hasta a hacer un proyecto de ley para suspender el uso del nombre social para personas trans29. El nefasto fue condenado hasta a pagar 150 mil reales (aproximadamente 30 milliones de pesos) por declaraciones homofóbicas hechas en un programa de televisión en 201530. Pero, hasta con ese mismo proceso, él no se detuvo de hacer declaraciones lgbtifóbicas, como la que sigue:

“Prefiero que un hijo mio muera en un accidente antes de que aparezca con uno [hombre] de bigote por ahí”31.

El deseo de muerte para una persona debido su orientación o condición sexual son prácticas crecientes en el suelo brasileño. Los números de agresiones todavía son dificiles de contabilizar, justamente por la naturalización y también la marginalización de las personas LGBTQI* mediante de los aparatos de la justicia. Podemos tener una idea de los índices de violencia con la información de que, en 2017 una persona LGBTQI fue muerta en Brasil cada 19 horas, de acuerdo con la investigación del Grupo Gay da Bahia (GBB)32, y de acuerdo con el Relatorio Mundial Transgender Europe, de los 325 asesinatos de personas trans en 71 países entre 2016 y 2017, 52% fueron en Brasil, o sea, 171 personas trans asesinadas33.

La muerte es un límite que tiene muchos antecedentes, como violencias psicológicas, físicas y sexuales, que son frecuentes y muy antiguas a las disidencias sexuales en todas partes, y no es diferente allá. O sea, como vimos, los discursos de Bolsonaro no están aislados de discursos y prácticas de odio contra diversos sectores no hegemónicos de la sociedad brasilera. Todo lo contrario, el propio contexto de allá, con números muchas veces similares a los de guerra civil, benefició el crecimiento y consentimiento de quienes eligieron a Jair Bolsonaro para presidente del Estado brasilero. Fueron los ciudadanos, una mayoria democrática, conscientes de su voto, que firmaron abajo de su elección.

Las palabras, las cosas y las acciones

¿Quién es Jair Bolsonaro? Ex-milico en reserva, que está en la política hace casi 30 años y solo tuvo 2 proyectos aprobados mientras era diputado34. A cada oportunidad que tenia en la televisión, se manifestaba para decir todo su discurso de odio arribista desde el año 1990, construyendo a los pocos años su fama de hablador sin límites. De manera curiosa, en las elecciones de 2014, Bolsonaro fue elegido como diputado federal con la mayoría de los votos en Rio de Janeiro, al lado de la elección de Marcelo Freixo del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) como diputado estadual35, y ocurrió que hubo personas que votaron en ambos, pese a que representaban lo opuesto. En caso de la presidencia, el vice-presidente es General Hamilton Mourão, otro militar de la reserva36. Las redes sociales digitales fueron su gran escenario, tanto para quienes estaban completamente o en parte en su favor, con estímulos y aplausos, cuanto para quienes estaban en su contra, y recibieron “directamente” las amenazas, de manera instantánea y casi omnipresente. Vale reflexionar los alcances de dichas redes sociales, como Facebook, Twitter y WhatsApp, social e individualmente, pues ellas forman opiniones, informan y desinforman a la gente y pueden adentrarse en el psicológico de maneras que todavia no tenemos como medir, pues son aún muy recientes.

Además del cuestionamiento sobre quien usa estas redes sociales pensando en el ámbito de las personas “comunes”, podemos notar que tales plataformas son, cada vez mas, medios de comunicación de masa usados por políticos de varios lugares del mundo, sobretodo de manera sensacionalista para llamar para si la atención en sus pronunciamientos extra-oficiales. Dichas acciones han tomado, cada vez más, lugares destacados desde incitaciones de odio hasta en cuestiones diplomáticas, y fueron usadas en campañas de la derecha y extrema derecha en países del centro del capitalismo, como Inglaterra, Italia, España y Francia. Estados Unidos, con todo su imperialismo económico y cultural son ejemplos del uso de estas plataformas para hacer declaraciones sin fundamentos pero con grandes impactos, como  las declaraciones por twitters de Donald Trump. Vale apuntar que Bolsonaro sigue las estrategias de Trump con relación a las plataformas digitales, así como el uso de robots para enviar mensajes automáticas via Facebook o Whats App y exploración de la big data, los bancos de informaciones de las personas que tienen cuentas en estas plataformas37 – sean estos datos verdaderos o no. Al momento que alguien se inscribe en una cuenta de red social comercial, como Facebook, WhatsApp o Twitter, su información ya no le pertenece, así como la comunicación realizada allí. Aun más, se puede rastrear nítidamente desde donde sale la conexión, con el número de Protocolo de Internet (IP), que lleva a la dirección física del acceso. Más allá de los gobernantes, grupos fachos también se apropian de estas herramientas, sea para publicitar sus ideas y conseguir más personas afines a sus prácticas, hasta para rastrear y mapear disidencias. Finalmente, no es necesario decir que las policías están cada vez más metidas en estas plataformas, y sus investigaciones e infiltraciones han sido usadas para recolectar pruebas y hacer montajes contra las resistencias en muchos territorios. Osea, contra estas grandes empresas digitales y los gobiernos, urge parar de regalarles datos, caras e informaciones, armándose de medios más seguros de información y comunicación, como por ejemplo la encriptación y los softwares libres. Además de las amenazas y la vigilancia, la desinformación fue una gran estrategia del presidente elegido en su campaña. Noticias falsas, las llamadas fake news fueron difundidas largamente, con números que llegan hasta más de 120 informaciones que no eran reales38[2]. Tales noticias fueron difundidas mayormente por Whats App y Facebook, y hay indícios de que el 90% de las personas que eligieron a Bolsonaro creyeron en fake news39.

Cuando tenemos en cuenta toda la discusión hecha en estas páginas, podemos llegar a algunos apuntes. Lo primero es que las violencias y violaciones en el territorio controlado por el Estado brasilero ya seguían una larga marcha mucho antes de que Bolsonaro mostrara ganas de acceder al poder máximo de la democracia; lo segundo es que, les mismes políticos y gobernantes dichos progresistas o de izquierda llevaban, de maneras ocultas o explícitas, medidas desfavorables a las poblaciones negras, indígenas, pobres, mujeres, disidencias sexuales y medio ambiente; la tercera, que él lleva años en la política institucional, construyó su persona mediática, conservadora y de discurso de odio que reunió tanto sectores ultra derechistas como gente común, sin posicionamiento político contundente más allá de las elecciones y que hasta podría ser blanco de sus medidas avasalladoras; lo cuarto, es que las redes sociales digitales fueron herramientas largamente usadas para la campaña, tanto para su popularidad – ya que él tenía menos de 30 segundos en el horario oficial en la televisión antes del muy controvertido atentado a cuchillazo40, cuanto para hacer la política del miedo, con la conmoción popular virtual, que se hace por dentro de las pantallas de los teléfonos celulares, comodamente hechos para construir discursos verborrágicos y plantar el pánico en quienes tiene tales herramientas cada vez más trenzadas como una parte importante de la vida.

No seamos inocentes: Bolsonaro nunca estuvo ni está solo en sus planes, discursos y prácticas. Son muchos y de muches41 los intereses en sus propuestas, tanto en ámbito ideológico como material. También podemos pensar que la mayoría de los electores que se fueron a votar creyeron que Bolsonaro era la mejor alternativa para el país (obviamente, si tenemos en cuenta que los procesos electorales son verdaderos, limpios y no tienen fraudes). Más allá de cuestionamientos y teorías conspirativas, el hecho es que, por cuatro años, el representante político de Brasil para la democracia burguesa del mundo será este nefasto, y todes les vices, ministres y diputades que lo acompañaron en este arribismo derechista. No es casualidad que, la primera invitación extra-oficial para viaje internacional a Bolsonaro fue hecha por Sebastián Piñera, presidente de Chile42.

Entre los absurdos (que en verdad son realidades) de estas últimas elecciones, ocurrió algo que siempre ocurre: la desesperación de mucha gente, incluso anarquistas, adelante del gran mal, al punto de votar en el candidate menos peor, sea por la primera y ultima vez. Bueno, mirando ahora para atrás, vemos que de nada resultó el voto de les anarquistas, pues de igual manera el nefasto ganó, y el voto sirvió para reconocer la instancia democrática del show de horror. Pero, volviendo a mis pensamientos y sensaciones para aquel momento en el otro lado de la cordillera, percibo que mucha de la desesperación promovida por interiorización de la estrategia del miedo causada por el uso y lugar que las redes sociales ocupan en la vida de muchas personas, de modo a nublar la consciencia de que, quienes siempre fuimos blancos de las violencias y violaciones del Estado, continuaremos siendo, pero ahora el discurso y las prácticas no están más disfrazadas o diluídas. Siempre habrán personas abominables, representantes de valores nefastos como racismo, misoginia, lgbtqifobia y más discriminaciones e intolerancias, en el proceso electoral; siempre los hubo43. Bolsonaro está ocupando lugares que fueron abiertos por otros, y en la actualidad los efectos del rebaño de sensacionalismo y manipulación tienen resultados que todavía no podemos medir a largo plazo, ya que las redes sociales, usadas de forma masiva, son un fenómeno muy reciente. Así, las maniobras de votar por el menos peor o de voto útil permanecieron y permanecerán, aún más si lo que hay disponible por la democracia es un personaje que representa abiertamente todas las opresiones que describimos en todas estas páginas. La banalización de los símbolos y prácticas opresivas se torna cada vez más presente.

Debemos esperar que el próximo Bolsonaro venga, así como todos los nefastos que vinieron antes de él, para actuar apenas en las elecciones, con la indignación en los meses que anteceden y con el voto útil por el menos peor para que el peor no gane? No nos engañemos, todos los votos son útiles para validar a la democracia capitalista burguesa.

Lejos de juzgar a les anarquistas quienes votaron con el voto útil44, pues creo que la desesperación y la falta de acciones directas realmente hacen que las amenazas generen miedo y pánico, hago una invitación a la reflexión sobre la inutilidad que es creer y validar la democracia burguesa, pues como podemos hoy ver, los votos de les anarquistas de nada sirvieron. Y si hubiera ganado el otro candidato, sería cambiar uno que quiere matar 1 millón por otro que no tendría otra alternativa que ceder a los intereses más grandes y firmar para la muerte de 500 mil. Muerte por muerte, una ya basta, y los principios cuando se hacen prácticas, no se corrompen por el pánico del juego democrático que es dar, a cada cuatro años, la falsa impresión de acción política.

Sea social o anti-social, la guerra ya estaba muy antes del nefasto Bolsonaro, y seguirá después que él se vaya. Recordemos que la Ley nº 13.260, la llamada “Ley Antiterror”, la cual prevee penas de 12 a 30 años por lo que el Estado considera terrorismo, fue propuesta por el senado con la coalición PT-PMDB en noviembre de 2013 y aprobada por Dilma Rouseff el 16 de marzo de 201645. Esta ley vino como un regalo del gobierno dicho progresista tras el contexto de movilizaciones y grandes protestas, como los disturbios contra los Megaeventos y el “Junio de 2013”. Lo que resta, en verdad, es lo que siempre ha estado. Seguramente, como vemos en otras partes, los grupos de extrema derecha salen de sus hoyos aún más cuando hay un soporte oficial y más público. Y no será en la próxima elección cuando los combates se hagan, la anarquía es aquí y ahora.

Notas

  1. Aquí, tenemos en mente algunos estudios claves para la comprensión de la construcción del ethos social brasilero, como Casa Grande e Senzala (1933) del sociólogo, hijo de terratenientes y facho en el fin de la vida Gilberto Freyre, tambien Raízes do Brasil (1936), del historiador con trayectoria política más simpática Sérgio Buarque de Hollanda. Son escritos hechos por hombres blancos, intelectuales, cis-heterosexuales y, sobretodo lo primero, con escritos muy muy misóginos. Pero la lectura de estos escritos (hay otros, pero creo estos son buenos) ayudan a comprender muchos movimentos y molestias que están presentes allá hasta hoy.
  2. Nota de Anemófila: Arroba es una antigua unidad de masa española equivalente a 11,502 kgs. aprox.
  3. Extraído de Bolsonaro é condenado por comentário racista, revista Carta Capital. Disponible en: https://www.cartacapital.com.br/politica/bolsonaro-e-condenado-por-comentario-racista-contra-quilombolas-leia-a-integra/
  4. En el Brasil, 64% de los presos son negros. Estadão 8/12/2017 Disponible en: https://brasil.estadao.com.br/noticias/geral,maioria-dos-presos-e-jovem-negra-e-de-baixa-escolaridade,70002113030
  5. Fuente: https://agenciabrasil.ebc.com.br/geral/noticia/2017-12/populacao-carceraria-do-brasil-sobre-de-622202-para-726712-pessoas
  6. Fuente: https://brasil.elpais.com/brasil/2018/10/01/opinion/1538418889_678885.html
  7. Fuente: https://g1.globo.com/rn/rio-grande-do-norte/noticia/um-ano-apos-massacre-16-presos-de-alcacuz-continuam-sumidos-ninguem-foi-punido-e-superlotacao-ainda-preocupa.ghtml
  8. Fuente: https://g1.globo.com/rn/rio-grande-do-norte/noticia/2018/11/28/presidio-potiguar-tem-serissimas-semelhancas-com-praticas-de-tortura-realizadas-em-abu-ghraib-diz-relatorio.ghtml
  9. Fuente: https://www1.folha.uol.com.br/cotidiano/2018/10/promotoria-ve-provas-frageis-e-juris-da-maior-chacina-de-sp-podem-ser-anulados.shtml
  10. Fuente: https://g1.globo.com/sp/sao-paulo/noticia/municao-que-matou-marielle-e-do-mesmo-lote-usado-en-chacina-na-grande-sp-em-2015.ghtml
  11. Fuente: https://anistia.org.br/ocupacao-militar-complexo-da-mare-rj
  12. Fuente: https://www.bbc.com/portuguese/noticias/2011/12/111219_qa_upps_jc
  13. Fuente: https://www1.folha.uol.com.br/poder/2018/09/proposta-de-bolsonaro-para-isentar-policiais-por-mortes-em-confrontos-ja-existe-shtml
  14. Disponible en: https://g1.globo.com/mato-grosso/noticia/2015/11/em-cuiaba-bolsonaro-se-diz-contra-terra-para-indios-e-cota-para-negros.html
  15. Números de acuerdo con la investigación poblacional de 2010, el CENSO IBGE, la cual calculaba 896,9 mil personas (Fuente: https://pib.socioambiental.org ). Tales números pueden ser cuestionados y, de acuerdo con el “renacimiento indígena” y la creciente reafirmación de orígenes, suelen ser aun más personas indígenas en aquel territorio.
  16. Fuente: https://www.brasildefato.com.br/2018/10/16/posicao-de-bolsonaro-sobre-demarcacao-de-terra-gera-10-assassinatos-de-indios-por-mes
  17. Fuente: https://g1.globo.com/politica/noticia/2015/03/dilma-assentou-menos-familias-que-lula-e-fhc-meta-e-120-mil-ate-2018.html
  18. Fuente: https://www.bbc.com/portuguese/brasil-44933382
  19. Fuente: https://www.redebrasilatual.com.br/politica/2015/01/movimentos-sociais-reagem-as-declaracoes-de-katia-abreu-6584.html
  20. https://pt.wikipedia.org/wikipedia/org/wiki/Controversias_envolvendo_Jair_Bolsonaro
  21. Fuente: https://revistaforum.com.br/bolsonaro-eu-tenho-5-filhos-foram-4-homens-a-quinta-eu-dei-uma-fraquejada-e-veio-uma-mulher-3/
  22. Fuente: https://www1.folha.uol.com.br/poder/2018/09/brasileiros-que-conviveram-com-ex-mulher-de-bolsonaro-na-noruega-confirmaram-que-ela-relatava-ameaca.shtm
  23. Esto pasó en la edición del Jornal Nacional de 29 de septiembre de 2018.
  24. Fuente: https://brasil.elpais.com/brasil/2016/04/19/politica/1461019293_721277.html
  25. Informaciones disponibles en: https://emais.estadao.com.br/blogs/nana-soares/em-numeros-a-violencia-contra-a-mulher-brasileira
  26. Fuente: https://apublica.org/2013/09/um-milhao-de-mulheres/
  27. Fuente: https://g1.globo.com/politica/noticia/2018/12/06/nos-queremos-brasil-sem-aborto-diz-futura-ministra-de-mulher-familia-e-direitos-humanos.ghtml
  28. https://www.cartacapital.com.br/sociedade/damares-alves-e-fundadora-de-ong-acusada-de-trafico-de-criancas/
  29. Fuente: https://www.redebrasilatual.com.br/politica/2018/05/em-27-anos-como-deputado-bolsonaro-tem-dois-projetos-aprovados
  30. Fuente: https://www.cartacapital.com.br/diversidade/bolsonaro-e-condenado-a-pagar-r-150-mil-reais-por-declaracoes-homofobicas-e-racistas
  31. Fuente: https://brasil.elpais.com/brasil/2018/10/06/politica/1538859277_033603.html
  32. Fuente: https://dapp.fgv.br/dados-publicos-sobre-violencia-homofobica-no-brasil-28-anos-de-combate-ao-preconceito
  33. Fuente: https://www.politize.com.br/lgbtfobia-brasil-fatos-numeros-polemicas/
  34. Fuente: https://www.redebrasilatual.com.br/politica/2018/05/em-27-anos-como-deputado-bolsonaro-tem-dois-projetos-aprovados
  35. Fuente: https://www.terra.com.br/noticias/eleicoes/rio-de-janeiro/campeoes-de-votos-freixo-e-bolsonaro-mostram-paradoxo-no-rj,7e881a32566e8410VgnVCM20000099cceb0aRCRD.html
  36. Fuente: https://en.wikipedia.org/wiki/Hamilton_Mour%C3%A3o
  37. Fuente: https://www.brasildefato.com.br/2018/10/04/bolsonaro-repete-metodos-de-donald-trump-em-sua-campanha/
  38. Fuente: https://congressoemfoco.uol.com.br/eleicoes/das-123-fake-news-encontradas-por-agencias-de-checagem-104-beneficiaram-bolsonaro/
  39. Fuente: https://www1.folha.uol.com.br/poder/2018/11/90-dos-eleitores-de-bolsonaro-acreditaram-em-fake-news-diz-estudo.shtml
  40. El 6 de septiembre de 2018, Bolsonaro sufrío un atentado a cutillazo mientras hacia campaña cuerpo a cuerpo en el estado de Minas Gerais (https://pt.wikipedia.org/wiki/Atentado_contra_Jair_Bolsonaro). Después del atentado, su figura fue notícia em todos canales de televisíon abierta, y em mucho sobrepasaron los menos de 30 segundos que tenía em la televisíon para la campaña. Vale recuerdar que la red evangélica de televisíon y periodismo Rede Record fue, explicitamente, un medio extra-oficial de su campanha (https://theintercept.com/2018/10/13/bastidores-universal-edir-macedo-apoio-portal-r7-bolsonaro/ )
  41. Un poco de las empresas que financiaron las campañas de Bolsonaro pueden ser leído aquí: https://www.cartacapital.com.br/politica-empresarios-bancaram-campanha-anti-pt-pelo-whatsapp-diz-jornal/
  42. Fuente:https://www.efe.com/efe/brasil/mundo/pinera-parabeniza-bolsonaro-e-o-convida-a-visitar-chile/50000243-3795801
  43. Muchas veces, estos personajes no fueron tan destacados, como en el caso de Brasil, Enéas Carneiroun, ya fallecido político ultraderechista que defendía, dentro de otros absurdos, la bomba atómica y estaba vehementemente contra el aborto. Muchas personas lo tomaban como broma, y de hecho votaban por él por su bizarra exposición en la televisión. Fuente: https://pt.wikipedia.org/wiki/En%C3%A9as_Carneiro
  44. Un buen análisis sobre el tema puede ser leído en: https://noticiasanarquistas.noblogs.org/post/2018/10/19/comunicado-aos-anarquistas-as-eleicoes-e-a-diferenca-entre-principios-e-taticas/
  45. Fuentes:
    https://apublica.org/2014/03/leis-antiterrorismo-preocupam-movimentos-sociais
    https://folha.uol.com.br/poder/2016/02/1743863-onu-critica-aprovacao-do-projeto-da-lei-antiterrorismo-pelo-congresso-shtml