Artículos

Entrevista a «Escupamos La Historia»

En un mar de videos que se alojan en Youtube, y donde el escaso contenido político es extranjero o de corte reaccionario, hay un canal que busca generar una diferencia al respecto. Es Escupamos La Historia el cual actualmente cuenta con 21 videos abordando temáticas que incluyen principalmente el pueblo mapuche, el anarquismo, la colonización, neofacismos, reflexiones políticas e incluso un video que deconstruye la «chuchada» como una expresión patriarcal. Es casi medianoche cuando me contacto con Daniel, el creador y único integrante del proyecto, para dar comienzo a la entrevista. Al decirle que podemos retomarlo al día siguiente me contesta que suele acostarse a las 3 de la mañana. «Para mí es un gran logro pues me dormía a las 6 a.m. todos los días» remata riéndose. Con eso ya me queda claro como ha logrado una constancia de publicar casi dos videos al mes durante todo este tiempo, y le lanzo la primera pregunta de una conversación que duraría hasta las 4 de la madrugada.

«Este video es la presentación de mi canal, el cual pretende hablar sobre historia, filosofía, cultura, etcétera. Todo desde una mirada crítica e irreverente, haremos análisis de sucesos históricos que quizás no nos contaron en la escuela o que el estado nos ha escondido. Nos vamos a sumergir en ideas profundas desde las que vamos a cuestionar lo que nos rodea, desde la existencia del poder, de la autoridad, del patriarcado, el patriotismo, etc. Mi nombre es Daniel y les doy las bienvenida a todxs a este nuevo canal.»

Antes que nada quisiéramos felicitarte por tu canal en el que con un poco más de un año ya has alcanzado 2.200 suscriptores. ¿Cuándo y cómo nace la idea de generar Escupamos La Historia?

Primero que todo muchas gracias por las felicitaciones, ciertamente ya son más de 2.200, estamos en 2.280 y algo, la verdad no me acuerdo mucho, pero por ahí va la cosa. Ha costado trabajo, esfuerzo, horas de sueño, etcétera. Pero pienso que vale la pena, leyendo los mensajes que llegan, tanto mensajes positivos, o que se podrían considerar positivos; como mensajes que se podrían considerar negativos pero la verdad que me son muy chistosos en cierto sentido (risas) . Todo esto va construyendo finalmente lo que es el canal.

La idea surge porque la gente que me conoce o es más cercana a mí sabe que siempre estoy con el dato curioso/histórico en la boca en todo momento. Cada vez que salgo con alguien por la ciudad me encuentro con que la historia está en todas partes. La historia está en el nombre de las calles, está en las estaciones de metro: cada vez que me bajaba en Vicente Valdés me preguntaba, «¿quién es Vicente Valdés? ¿La gente sabe quién es Vicente Valdés? ¿La gente sabe quién fue Baquedano? ¿La gente sabe quién fue Benjamín Vicuña Mackenna? ¿La gente sabrá por qué las calles, por qué las avenidas, por qué las comunas tienen los nombres que tienen? ¿Por qué La Pintana se llama La Pintana? ¿Por qué Puente Alto se llama Puente Alto?», etcétera. Y creo que con la intención de solucionar todas estas preguntas es que al principio me había planteado la idea de crear documentales mezclando un poco la carrera que yo había estudiado anteriormente que era Comunicación Audiovisual, y mezclando mi fanatismo, por así decirlo, de la historia. Que es un fanatismo insano en cierto modo (risas) porque mi mente a veces es más inquieta que mi cuerpo entonces en muchas ocasiones me amanecía porque se me ocurría preguntarme «¿quién fue la persona que usó por primera vez una cuchara?», y no me podía dormir hasta el momento en que supiera efectivamente quién fue la primera persona que ocupó una cuchara, o cómo se inventó la cuchara.

De esa manera como cada vez que la gente, amigos o amigas, se juntaban conmigo y yo siempre les entregaba datos históricos me decían «¿por qué no hablas de esto en un canal de Youtube?». La verdad es que la gente me lo decía (risas). Nunca me lo tomé muy en serio el tema de participar en Youtube, había visto canales de Youtube y la gran mayoría eran cosas de videojuegos o cuestiones que tenían más que ver con el humor: sketch, stand-up comedy y todas esas cosas en inglés. Pero no me causaban mucha gracia ni mucha atracción. Entonces decía «un canal de Youtube para hablar de historia, podría ser interesante», pero soy muy bueno procrastinando entonces la verdad es que no se me había ocurrido. Eso es lo cierto. Sí hubo un tiempo en que hice un taller de historia en mi propia casa, en mi pieza y que le hacía talleres a gente que de repente iba a hacer la PSU gente cercana más que nada, o gente con un poco más de confianza. Y empecé a notar que mis powerpoints tenían ciertas nociones similares a las que tienen los videos. Utilizaba mucho cómics que yo mismo hacía, a veces grababa audios con canciones (risas) para explicar la filosofía positivista por ejemplo. Entonces decía «¿por qué no hago de verdad un canal de Youtube?» Y así fue como surgiendo finalmente la idea, y al final me atreví, me daba mucha vergüenza porque yo estaba acostumbrado a estar detrás de las cámaras y no delante de ellas. Entonces estaba muy tímido, de hecho se nota en los primeros videos que me cuesta soltarme, me cuesta explayarme y me noto muy nervioso.

Se nota que te gusta mucho lo que haces. De hecho, algo que llama mucho la atención en tus videos es el cuidado que tienes en presentar el contenido de tal manera que cualquiera pueda entenderla. ¿Es tu objetivo llegar al público menos familiarizado con la crítica política/social?

Bueno, sí. Ciertamente en un principio el objetivo era ése, llegar más que nada a gente que no estuviera tan familiarizada con el concepto de anarquismo por ejemplo. O con el conflicto con el Estado chileno que tiene el pueblo mapuche, que son como las dos grandes vertientes en las que se divide el canal: pueblos en resistencia, anarquismo, política, historia, historia de las matanzas en Chile, etcétera. Entonces la idea era llegar justamente a este público.

Eso me surgió un poco a raíz de las conversaciones que suelo tener con personas que quizás no son tan entendidas en materias de historia, y que sí son entendidas en otras materias. Yo siempre les trataba de relacionar los conocimientos que esa persona ya tenía con respecto a, no sé, cocina, o con respecto a «mascotas»… No sé si comparto mucho el término «mascotas» (risas). Suponte tú que que esta persona conocía mucho respecto a medicamentos, entonces yo comienzo con datos históricos pero respecto a medicamentos, y desde ahí en adelante dar estos datos de peso.

Sin embargo, igual es una tarea un poco difícil, o al menos a mí se me hace difícil, sobre todo cuando se trata de convertir conceptos que son muy académicos, tratar de transformarlos a conceptos que son más familiares. Yo vengo de un contexto social que igual es de los que la sociedad de por sí tilda como «vulnerables» —vivo en una población—, y claro me relaciono mucho con personas que no tienen ese manejo de conceptos muy académicos. Entonces justamente la idea es tratar de hablarte de historia, anarquismo, del tema nación-mapuche en el idioma en que se expresa uno también en la calle. Sin embargo, al momento de abrir el canal me dí cuenta que se empezó a abrir a otros países en que de repente no se entienden tanto algunos modismos que se usan por acá (risas). Entonces ahí se hizo un poco más complicado, y también como te digo el tema de aterrizar ciertos conceptos que de repente son tan abstractos que no sé cómo expresarlos con otras palabras que sean más sencillas. Pero lo cierto es que si alguien me dice por ahí que sí entendió mi video, la verdad es que lo agradezco mucho y es como guau, genial, entonces sí lo estamos logrando. Y la verdad es que me he llenado de mensajes por el estilo, en donde mucha gente me ha dicho «oye, ¿sabes qué?, no conocía tanto sobre este tema y ahora me estoy interesando y estoy buscando tal libro», y yo creo que ése es finalmente el objetivo. Que hay gente que no conoce tanto sobre algunos temas que a lo mejor yo se los puedo expresar o transmitir por este medio, y que de alguna se les dé también para investigar por su propia cuenta que es lo principal.

Es que además cuando veo tu canal siento que hay una invitación abierta a criticar el mundo que te rodea abarcando una gran cantidad de temas. ¿Cuál es tu criterio y prioridad al momento de elegir un tema a desarrollar en un video?

Bueno mi prioridad al respecto es ir desde lo particular hacia lo más general. Bajo este concepto normalmente lo que hago es que, para hacer entender una idea general, por ejemplo, el anarquismo, trato de ir desde lo más básico a lo más complejo. ¿Cómo es esto? ¿Qué es el anarquismo finalmente?, es lo primero. Preguntarse ¿Qué es el anarquismo? Por ende el primer video fue eso: Qué entendemos por el concepto de anarquismo.

¿Quiénes son los mapuche?, y cuando empecé hablando del tema mapuche partí preguntándome, ¿Quiénes somos los mapuche? Por ende ahí se nota que se empieza de lo más básico, desde lo más particular. Y desde ahí en adelante, en el tema mapuche por ejemplo estoy muy impaciente porque trato de ser muy detallista, y es difícil ser detallista en un medio como Youtube, porque de por sí no puedes tirar un video de 40 minutos porque probablemente muy poca gente lo va a ver. Entonces tienes que tratar de meter un montón de ideas en unos pocos minutos, que aún así no lo respeto y son una buena cantidad de minutos, son alrededor de 15 a 20 minutos normalmente. Y en lo que me baso finalmente es en ir, por ejemplo en el tema mapuche, cronológicamente y en el tema del anarquismo voy abordando desde diferentes temáticas desde distintos pensadores o pensadoras, desde distintas miradas, desde distintas perspectivas, mirar el anarquismo desde distintos ángulos. Por ejemplo, ya habíamos empezado hablando desde lo más anterior que había sido como esta idea de Proudhon, pasando luego a Bakunin, a Kropotkin, y de ahí en adelante ya estamos con Emma Goldman; y pasando por distintas fases que ha tenido el anarquismo desde la experiencia, sus diferencias con el marxismo, y la idea es ir así. Partimos con esta idea general del anarquismo que se da en Europa y en otros contextos socioculturales, y mi idea es luego emplazarlo hacia el contexto latinoamericano. En mi propio celular tengo anotado una lista enorme de temas que voy recogiendo, que se me van ocurriendo o que la misma gente a veces me los va entregando. Me dicen «oye, mira, podrías hablar de este tema…» y si me parece un tema interesante o que creo que podría servir para la temática que abordo en el canal, la anoto y así voy.

Video «Ideas y pensamientos de Emma Goldman«

Lo que sí es cierto afirmar, es que hay contenidos a los cuales siempre suelo recurrir y que son como unidades temáticas, y que más adelante voy a ir por más detalles. Que tiene que ver justamente con lo que decía anteriormente con el tema del anarquismo por ejemplo, que para mí es un tema súper importante que se conozca y que se difunda por un medio como Youtube, ¿por qué no? Ya que Youtube nos tiene bombardeados de repente con cosas de Kast. Me da mucha risa, cada vez que me meto a Youtube, de repente aparecen recomendaciones de videos de cosas que tienen que ver con «¡Emperador Kast destroza a feminazi progre!» (risas). Entonces yo digo «de alguna manera puedo contrarrestar eso humildemente desde mi canal», que cada vez va causando que más gente lo vea, va convocando a más personas. Y que a su vez también va convocando a estas mismas personas que vienen de estos canales de ver a «¡Kast destrozando qué-sé-yo!», y aparecen acá de repente poniendo su postura neofacista o racista en mis videos. Y eso se presta también para debate y esa la idea finalmente. Mi intención, respondiendo a la pregunta anterior si es que pudiese servir, también es eso, generar ese debate y que Youtube también sea un espacio de argumentación, un espacio de intercambio de ideas.

Lo que me incentiva un poco a abordar estas temáticas, por ejemplo con el tema mapuche, es que hay mucha información errónea o manipulada, que se da sobre todo en la prensa burguesa. Y también en algunas posturas de la prensa independiente que tienen una noción un poco más paternalista del movimiento mapuche. Lo ven un poco más folclórico, o sea, folclorizan lo que para ellos vendría siendo como su pueblo indígena. O sea como que somos su pueblo. Entonces para sacar un poco esta idea es que trato de buscar un medio, o un canal que enseñe desde la base histórica mapuche que se conoce, ojalá con el tiempo llegar hasta los conflictos actuales. Y que la gente se pueda sacar estas nociones estúpidas que tienen de repente respecto al tema, y que nos ven como simples seres folclóricos y mágicos (risas), que estamos para que los niños usen disfraces para el 18 de septiembre. Llamándole disfraz, claro.

Y con respecto al anarquismo tiene que ver con lo mismo, que a mucha gente a la que le he preguntado no sabe qué es el anarquismo, y lo ven netamente como una especie de tribu urbana, «¿qué es eso?» O simplemente se le ve como una especie de grupo terrorista, que ponen bombas por diversión o cosas así. Entonces la idea es presentar «esta es la noción que tiene el anarquismo, y aquí entramos en estos detalles, aquí vamos a ver este rompecabezas, vamos a ver qué dijo Proudhon, vamos a ver qué nos entregó Bakunin, qué nos dijo Kropotkin, qué nos dijo Malatesta respecto a esto, qué dijo Élisée Reclus respecto a esta otra idea, qué nos dijo Emma Goldman» y así sucesivamente. Se va armando este rompecabezas gigante que, yo me imagino o al menos me gusta imaginarme, que si en algún momento alguien logra ver todos mis videos respecto al anarquismo, y que es la intención por la cual yo las separo por listas de reproducción temáticas, podría llegar a decir «OK, entiendo y tengo la noción de qué es el anarquismo, me armé este rompecabezas, y ahora yo por mi propia cuenta voy a investigar sobre el libro que dijo este tipo, me mandó a leer Dios y el Estado (risas), voy a ver qué esto». Y que lo lea y se haga su propia idea finalmente.

Precisamente esa es otra cosa que se valora en tu trabajo. Tanto en el movimiento mapuche como en el movimiento anarquista, si bien hemos utilizado muchos medios como forma de propaganda, ya sea el escrito en forma de periódicos, fanzines, revistas, etcéteray en audio sobre todo con radios comunitarias, es muy poco lo que hemos incursionado en plataformas audiovisuales como Youtube. De hecho, eso que te pasa que el algoritmo de Youtube relaciona el contenido político de tu canal con otros videos de tendencia conservadora tirados hacia el fascismo, es justamente porque Youtube ha sido muy utilizado por otros grupos para esparcir sus ideas. Entonces se agradece que tú estés instalando otros puntos de vista, otras discusiones en una plataforma casi secuestrada por el fascismo.

«¿Vivimos en una época muy similar a otras en donde finalmente el fascismo desató todo su poder? ¿Tenemos una experiencia previa con el fascismo? ¿Cuáles han sido las dictaduras fascistas en latino-américa? ¿Es una amenaza el triunfo electoral del fascismo en diversos territorios? ¿Qué puede explicar tanta estupidez? ¿Está relacionado el auge de la religión evangélica con el alzamiento de movimientos neo-fascistas? ¿Se fue alguna vez el fascismo? ¿Me fui demasiado al chancho con el tiempo de duración del video? Todo esto y más en este video, lamento la duración (nunca más, nunca más, nunca más) pero había mucho que decir al respecto.»

Y en los comentarios de tus videos, aunque la mayoría son positivos y desde diversas tendencias además, hay muchos que son derechamente insultantes sobre todo al pueblo mapuche. Entonces, si bien tú tienes una disposición al debate, ¿dónde marcarías la línea que limita tu disponibilidad a debatir con los sectores más reaccionarios?

Bueno la verdad es que hasta el momento con respecto a los comentarios que ha tenido el canal, es que suelo responder algunos comentarios cuando veo que son debatibles. Por ejemplo cuando veo que, ya sea que su mensaje tenga una interpretación o que esté abierta a darle una denominación como fascista o racista, y veo que aún así se da para un debate o me está dando datos que puedan sustentar a un diálogo, entonces a veces lo hago. Sin embargo, la gran mayoría de las veces suelen ser más que nada insultos o cosas así. Y cuando es así, la verdad es que veo que no se da para un debate, y por ende no los respondo. En un principio igual me era duro, antes de crear el canal me daba un poco de miedo francamente. Me estaba metiendo con un tema que se presta para ese tipo de situaciones donde te puedan atacar, en algunas ocasiones incluso he recibido amenazas. Pero la verdad es que trato de no pescar mucho cuando se trata de eso. Pero si se da para debate, entonces bien. No sé si hay una línea definida, creo que cuando ya se llega a un insulto que no está acompañado de datos para el debate, ahí es donde está la línea que marca la disposición al debate.

Y efectivamente cuando más les arden las manos a las personas o a los comentarios que se puedan interpretar como negativos para poder criticar, o más que criticar es para insultar (risas) es justamente con el tema mapuche. Es algo que parece que aún les afecta mucho a la gente de cierto sector. Esta idea del mapuche terrorista, del Terrorismo en la Araucanía como le llaman. Entonces ahí es cuando más recibo este tipo de insultos. Hasta me han sacado los ojos claros en algún momento (risas), lo que me daba mucha risa. Por ahí alguien me comentó, bueno en realidad deben haber como tres o cuatro comentarios muy similares, que decían «oye, pero si tú no eres mapuche, de hecho tienes los ojos verdes». «Eres de piel más clara, eres más winka que no-sé-qué«. Entonces ahí yo decía, «¿esta persona conocerá lo que es el mestizaje?» (risas) «¡Hablemos de mestizaje!». Imagínate, yo por mí parte soy súper mestizo, o sea, tengo parte español, mapuche, gitano, hay un mestizaje ahí más o menos grande. Pero parece que esta gente no está muy abierta al mestizaje, y todavía piensa que los mapuche andamos con taparrabos y que somos morenos, bajos y de ojos oscuros. Y que los alemanes son todos rubios de ojos azules, y que los africanos son todos negros. Entonces eso demarca justamente que existe un tema de racismo y una caricaturización de las personas que viven en determinados territorios.

¡Sí! (risas). La verdad es que había visto esos comentarios que te sacaban en cara los ojos claros como una forma de invalidar tu discurso mapuche.

Correcto. Esa es la intencion: invalidar el discurso y al más puro estilo de los «Capitalismo Revolucionario» ridiculizar un discurso por medio de alguna característica física que rebuscadamente demuestre, a su parecer, una inconsecuencia. ¿Qué inconsecuencia puede haber en llevar el legado de nuestros abuelos y abuelas, llevar nuestra lucha de siglos en cada plataforma? ¿Qué inconsecuencia puede haber en condenar el asesinato por la espalda a no solo uno, sino que varios de nuestros pu peñi ka pu lamgnen1? Y reivindicarles cada día en diversas actividades, ya sea de difusión como también de reacción contra el Estado y sus lacayos. Reivindicar nuestro mapuzungun, aunque sea en pequeñas frases que ya se han hecho un poco más conocidas por medio de los videos, y por medio del trabajo de muchos y muchas compañeras por medio de otras redes.

Respecto a eso, tienes una clara intención en visibilizar los temas mapuche y anarquistas. ¿Cómo ves la convivencia entre ambos? Porque si bien ha habido un mutuo interés, no ha sido una relación carente de conflicto. Por un lado el anarquismo ha caído muchas veces en mirar a los pueblos originarios desde una óptica bastante paternalista, y por otro muchas veces desde los movimientos mapuche han expresado su reticencia a ideologías ajenas. ¿Cómo lo ves tú?

Bueno ciertamente para muchos mapuche resulta que marxismo, anarquismo y todos esos conceptos son cuestiones europeas y netamente relacionadas a las formas de vida occidental, y para el mapuche esos conceptos son ajenos y se apegan más a su cosmovisión. Así como por otra parte hay muchos mapuche que se denominan comunistas, anarquistas y hasta maoístas. De hecho hay una proliferación de mapuche canutos, pero ahí es un cuento más relacionado al colonialismo y el trabajo colonial que están haciendo grupos religiosos para aprender el mapuzungun con el fin de «quitarnos de las creencias paganas» como dicen ellos. Así como hay personas de un mismo territorio que son ateos, anarquistas, socialistas, católicos, etcétera; también existen mapuche con tendencias variadas. A mi parecer una cosa no quita la otra. Ser anarquista no me quita lo mapuche, oponerme al Estado, la iglesia, el capitalismo, la moral cristiana, el fascismo, no me hace menos mapuche. No creo que el anarquismo o el feminismo —si se quiere— sean ideas aplicables sólo por los europeos o por occidentales. Las ideas no tienen fronteras ni patrias ni continentes.

Las ideas andan por ahí y uno las agarra. No creo tampoco que sea como lo decía Platón con lo del eidos y todo ese rollo, pero sí creo que las ideas no se rigen por fronteras hechas por milicos, pontífices y Estados. Quizás los europeos le pusieron un nombre que se hizo famoso y que viene del griego y todo eso, pero el ideal de libertad sin Estado, sin castas sociales, apoyo mutuo, colectividad… ya existía anteriormente en la práctica mapuche, así como en pueblos del Amazonas o de otros territorios, solo que tenían otros nombres.

El anarquismo está presente en su praxis en la naturaleza misma, es la expresión máxima de un orden sin jerarquías. Un orden basado en la solidaridad y el apoyo mutuo, eso lo puedes ver incluso en sociedades paleolíticas muchos milenios antes de que alguien ensamblara prefijos y conceptos griegos para armar palabras como anarquismo.

El mapuche igual tiene jerarquías y autoridades, aunque su noción de autoridad difieren del concepto de autoridad occidental. Se va más hacia la parte espiritual y a la tradición bajo la que se mantuvieron con vida nuestros kuifikecheyem2. Sin embargo no creo que seamos un pueblo perfecto o un pueblo elegido ni nada. Decir eso sería como caer en lo que caen los judíos creyéndose pueblo elegido por su Dios. Creo que tenemos nuestros problemas, uno de ellos es a mi percepción el machismo. Igual existe harto machismo, y ahí es donde entro en conflicto con muchos pu peñi3 y muchas pu lamgnen4. Pueden hablarme de las tradiciones y que son tradiciones ancestrales, pero creo que el hecho de que algo sea una tradición no lo hace intocable. El hecho de que las mujeres no puedan jugar palin5 sea una tradición, no pone esa idea en una plataforma protegida por años de costumbre.

El rodeo es efectivamente una tradición, pero es una tradición de mierda, y merece ser cuestionada y destruida. Llevándolo a lo mapuche, hay varias tradiciones que también nos podemos cuestionar, ¿por qué no? Y no nos quita la sangre de nuestras venas ni nos quita nuestra historia, ni nuestra lucha: todo lo contrario. El cambio constante es lo único que se mantiene con seguridad en la existencia, la misma naturaleza se mueve en cambios, en ciclos. La única seguridad que tenemos como individuos y como colectividades es que todo va cambiando.

No es necesario awingkarse para visibilizar el machismo por ejemplo en nuestro contexto mapuche y en ese sentido hay muchas pu lamgnen que están haciendo tremenda pega.

De hecho, en relación a lo primero, cada vez toman más fuerza los movimientos que entrelazan muchas ideas y prácticas anarquistas como preexistentes al mundo eurocentrista, desafiando incluso las percepciones de anarquistas de otros lugares. En cuanto a lo segundo, el patriarcado ha sabido dominar las relaciones incluso entre personas que se perciben a sí mismas como revolucionarias; pero algo que ha marcado la pauta en tu contenido es que a menudo buscas meter los análisis más interseccionales cuestionando por ejemplo el antiespecismo y el patriarcado. En el último video que sacaste sobre Emma Goldman incluiste una crítica a anarquistas como «policías de la sexualidad» que fue muy certero. ¿Se podría decir que además de la difusión de ideas buscas también contribuir a la discusión crítica de nuestras posiciones?

Claramente sí, en todo momento. Incluso yo mismo siempre me estoy cuestionando todo el tiempo, y reviso mi propia historia para lograr comprender mis errores. En este aspecto no se me hace difícil pues tengo buena memoria para cosas que pude haber vivido hace 25 años por ejemplo o más tiempo. Y claro que hay muchas cosas que he entendido que uno hacía antes y que ahora las cuestiono; y busco reivindicarme como cuando uno en el colegio se reía de tallas homofóbicas o ese tipo de cosas. Aquellos cuestionamientos no los veo ajenos a que los mismos movimientos actuales también puedan hacer estos procesos. No creo en perfecciones ni creo en líderes, ni en movimientos ideales que no se puedan cuestionar. Lo incuestionable suele esconder cosas muy turbias.

Yo prefiero ir con las preguntas en la boca, y me encanta la gente que siempre pregunta, que se desata en la curiosidad pues la curiosidad es el principio de cualquier aprendizaje. Y en este caso es el principio mismo de cualquier desaprendizaje.

Entendiendo el rol histórico de los medios de comunicación hegemónicos y el peligro de desarrollar nuestros proyectos antiautoritarios por medio de ellos, ¿tienes intenciones de expandir Escupamos La Historia hacia otros medios alternativos fuera de Youtube y redes sociales?

La verdad no lo había pensado. Hasta ahora estoy muy concentrado en establecer un ritmo que me acomode para subir videos, y como soy extremadamente metódico quiero establecer un ritmo y que la gente sepa por ejemplo «OK este sujeto sube videos los días 5 y 20 de cada mes». Me suelo demorar mucho en hacer mis videos, pues es súper distinto hacer videos de difusión histórica que hacer videos de reacciones a un nuevo álbum de música.

Como soy muy metódico y muy cuadrado igual para mis cosas, soy muy intransigente a la posibilidad de tener errores históricos en un canal que habla de historia. Si voy a hablar de Kallfulikan6, me preocupo de tomar apuntes de todo lo que sé previamente de Kallfulikan. Compararlo con otras fuentes, leer textos a veces, libros enteros si es que encuentro; buscar documentales en caso de haberlos, comparar los textos y los documentales; explorar las fuentes y saber los antecedentes de esas fuentes, ir a bibliotecas, buscar en archivos… Y recién ahí con todos los apuntes comienzo a escribir el guión. Después de eso ya viene la parte de grabar que, si bien es complicado pues lo hago solo, viene siendo la parte más rápida y la más simple.

Y editar es todo un universo más, pues si hago una animación en donde hablo que vienen los holandeses y agrego un barco, me encargo que el barco que agregue a la imagen sea un barco de la época y si pongo la bandera de Holanda colocar la que se usaba en ese tiempo y averiguar «¿ya se llamaba Holanda?». Buscar videos de películas que me puedan servir es otra pega más y ahí se van sumando y se me va pasando el tiempo, y al final termino demorando días enteros en cada cosa. Hoy estoy más enfocado en acelerar ese ritmo a la vez que sumo más calidad.

Justamente amé ese detalle en el video de Rapa Nui donde te diste el tiempo de incluir los datos en holandés en la ficha de uno de los personajes (risas).

¡Pensé que nadie se iba a percatar de ese detalle, pero sí! (risas) La idea era que el que se dé cuenta de esos detalles se encuentre con esas sorpresas, me gusta jugar con eso. Incluso en un video sobre el primer encuentro entre mapuche y españoles en Reinowelen7 jugué con el tema de un periódico supuestamente de la época, y puse ahí la noticia de que habían matado a Diego de Almagro en el Perú. Y como no sabía con que más rellenar en esa imagen, coloqué una supuesta nota que le hacían a una machi8 que por medio de un pewma9 lograba predecir que un desarreglado mapuche en el siglo XXI iba a contar estas historias. Son detalles que creo que poca gente los nota pues pasan rápido, pero igual me doy el gustito de hacerlos.

Video «La batalla de Reinowelen: primera batalla entre los mapuche y el invasor español»

Creo que además le dan un valor extra al volver a verlos. En el video del Genocidio Selk’nam no me acordaba que al principio eres interrumpido por el ruido de una construcción cercana, y no solo lo dejaste como parte del video, sino que incluso te diste el tiempo de usarlo a tu favor poniéndole efectos.

(Risas) ¡Sí! Bueno la verdad es que es súper difícil hacer videos cuando vives en una población con casas pareadas, todas muy pegadas, con una vecina que es evangélica e histérica, y que siempre está poniendo su música evangélica a todo volumen y que se escucha hasta donde yo estoy. O con sonidos de construcción, sonidos de taladros. Es súper difícil porque uno tiene que esperar el minuto preciso para poder decir lo que uno tiene que decir, y uno va cortando a cada rato porque hay interrupciones y a veces pasan a ser molestas.

Me diste el pie perfecto, porque quería volver a ese tema. Al principio ya habías mencionado tu aparente facilidad para procrastinar, algo que lamentablemente se está volviendo demasiado común cuando estamos siendo bombardeades con distracciones. ¿Tienes algún consejo para quienes caemos fácilmente a la dispersión? Y de paso, ¿recomendaciones para quienes quieran levantar proyectos audiovisuales?

Bueno, no soy quien para dar consejos contra la dispersión. Empiezo hablando sobre la noticia de Sergio villalobos y en 3 minutos estoy hablando sobre el perrito de Lipigas. Sin embargo, creo que la cosa va por el lado del orden y la organización pero cada quien tiene su propio ritmo. Yo soy de esas personas que anota todo, que lleva la cuenta de sus ingresos y gastos, que anota las cosas en las que usa su tiempo para así hacerlas encajar. Pero tampoco me funciona mucho, lo que me da a concluir que organización y orden no son suficientes sino también la voluntad. Y ahí me caigo porque soy muy distraído y pocas veces termino lo que empiezo: es una autocrítica. El canal de Youtube ha sido una de esas cosas que me propuse y que la estoy haciendo. Es una bella excepción.

Consejos para quienes quieren armar proyectos audiovisuales… Creo que lo que mejor se puede dar está en el hacer, y en la práctica y error. ¿Tienes un mensaje que decir? Ordenálo en tu mente, imagínate viendo tu video. ¿Qué pensarías? Imagina que este video lo ve tu vecina o vecino. ¿Lo entiende? ¿Le gusta? ¿Le genera curiosidad? ¿Le atrae los cuestionamientos más profundos respecto a un tema al que solo había visto de forma superficial? ¿Tu amiga que viajó a Rapa Nui sabía todas las cosas que allí pasaron? ¿Tu video enriquece a la curiosidad de otra persona?¿Buscas hacer efectivamente eso o quizás buscas otra cosa? Uno se pregunta todo eso.

Y bueno, creo que el aprendizaje del uso de equipos se puede aprender en la práctica. Yo estudié esta cuestión, ya ni me acuerdo cómo se llama la carrera, pero aún así creo que no sé tanto de cámaras y equipos varios como sé de otras cosas. El aprendizaje lo puedes encontrar afuera de las aulas. ¿Tienes una pequeña cámara que nunca usas? Sácala e investiga, prueba qué cosas se pueden hacer con ella e inténtalo varias veces. Yo aprendí más de historia por mi cuenta y mis propias motivaciones que cuando pasé por mi año de carrera de historia en la que fui a puro sufrir y llevarme mal con mucha gente.

Práctica, práctica y práctica, ver qué sale. Armarlo en un software de edición que tengas disponible y cada vez ir agregando o sacando cosas y así se aprende. Hoy también hay mucho conocimiento técnico que anda por ahí en el mismo Youtube, y si puedes consultarle además a algún conocido o conocida que te pueda ayudar, ¡pues genial!

Hace un par de años hice un taller con aporte voluntario y trueque. Un taller de cine, ya que igual por ahí tengo mis cortometrajes de ficción y un largometraje documental, pero a ese taller fue muy poca gente y por problemas con el espacio al final no se concretó mucho. Pero aprovechar esas instancias igual está bueno en caso de que uno o una quiera aprender la parte más técnica. Los encuadres, composición, tipos de óptica, el guión y todas esas cosas.

¡Para la próxima vez ojalá nos lo hagas saber para apañar con la difusión! ¿En algún momento mencionaste estar trabajando en una película. ¿Qué tal va eso?

Bueno, ¡Procastinación! Así le pondré de título a la película (risas). La verdad es que me hice de un PDF que acaparé por ahí en el oscuro mundo de la internet. Un libro bien interesante sobre Antonio Ramon Ramón; lo leí en un rato libre en la pega y tomé varios apuntes. Me interesa mucho indagar en la personalidad de Antonio Ramón Ramón pues según las descripciones que se hacían de él, me da la sensación de un personaje muy complejo psicológicamente. En algún momento y mientras leía sobre su personalidad se me hacía que podría ser Asperger, claramente esto seria una especulación de mi parte; sin embargo, me encantaría mucho indagar en ello. Yo mismo soy Asperger y creo que es algo muy invisibilizado. Creo que muy poca gente conoce sobre aquello, y se tienen más bien nociones caricaturizadas al respecto. Si la libertad creativa respecto al personaje me lo permite, me gustaría mucho ahondar en su personalidad.

Sin embargo, el guión aún no lo empiezo. Creo que me falta aún más información. Y fui a la Biblioteca Nacional a leer noticias de 1914 y me encontré con lo de Ramón Ramón. Ahí tengo información guardada esperando el tiempo en que me proponga iniciar eso, pues sé que cuando empiece no voy a parar. Tengo mucho pendiente, hasta un libro que estaba escribiendo. El libro era sobre las historias de mi abuela gitana. ¡Cáchate la mezcla! (risas).

Bueno al menos material de inspiración es lo que menos te falta (risas). Lo de tu Asperger creo que sólo lo has mencionado en facebook, pero no en tu canal. ¿Tienes alguna intención de tocar ese tema próximamente?

Me encantaría algún día hablar sobre ello con más profundidad, sería algún video para la lista de reproducción de «Sociedad y actualidad«. Ya hay hartos videos en Youtube que explican el TEA y el Asperger mucho mejor de lo que lo podría explicar yo. Pero creo que parte de visibilizar más todo eso sería también algún día abordarlo en mi canal.

¿Quizás algo sobre la psiquiatría como rama de dominación?

Igualmente, creo que tengo mucho que decir al respecto, mucho en lo que explayarme. No se sorprendan si algún día ven un video mío hablando sobre ser aspi, anarquista, mapuche y poblacional y quitando mitos sobre la condición. Ya se me vinieron muchas ideas a la mente para un futuro video sobre antipsiquiatria y todo eso.

Estaría bueno, ojalá el canal siga teniendo la tremenda recepción que ha tenido hasta ahora. Oye, gracias por darte el tiempo para esta entrevista. ¿Algunas palabras finales para cerrar? Si quieres recomendar libros, películas u obras en otros formatos también puede ser.

Me cuestan las palabras finales, diría algo como niños cómanse sus verduras o ellas se les comerán a ustedes, pero como sé que esperan que diga algo más profundo, creo que diré que aún creo en cambios perceptibles en lo que nos queda de historia. Y que el rollo de saber de historia tiene que ver con esto mismo: escribirla, formar parte de ella, destruirla también y volver a construirla. Y si es que nada cambia y de aquí al 2050 el planeta es inhabitable debido a las consecuencias del pasar del humano y de su capitalismo extractivista, y sus ansias de destruir todo para construirse templos de billetes y lujos; pues al menos espero que de aquí hasta que dé mi último respiro haberles hecho la vida imposible, que al menos les cueste. Espero seguir orinándoles la puerta del Palacio de la Moneda como lo hice en 2016 y después reírme tras sus rejas como lo hice esa vez. Espero que se siga regando la rebeldía y que siga habiendo gente hermosa dispuesta a pararse frente a todo este monumento de caca y desarme todo este sistema que se basa en la violencia, la explotación y la servidumbre.

Si no somos nosotres, que sean quienes en el futuro lean publicaciones como éstas y tantas otras. Que sean quienes en muchas décadas más encuentren los aportes que han hecho personas por generaciones para romper con las cadenas que nos atan a sus leyes, sus biblias y su aparataje opresor. Si no alcanzan nuestros ojos a ver como asoma el sol de la anarquía, no importa, estaré feliz de haber dejado mi grano de arena. Estaré feliz de haber aportado al incendio. Estaré feliz de formar parte de esa tierra agusanada por la que caminen personas y otras especies libres.

Recomiendo una película que es un cliché igual, pero no me canso de recomendarla: Hombre Mirando al Sudeste de Eliseo Subiela. Creo que está en Vimeo aunque en baja calidad, pero da igual. La película te da una perspectiva distinta sobre lo que llamamos locura, hace una crítica al empastillamiento y los electroshock y bueno… No quiero hacer spoiler así que solo veánla, y si quieren me comentan qué tal ahí en el Instagram.

Por ahora eso sería. Nos leemos en una próxima entrevista. ¡Pewkayal Kom pu wüenuy!

Escupamos La Historia
Youtube: https://www.youtube.com/channel/UC9TmkzHBJmRyzLqKaakBztg/
Facebook: https://www.facebook.com/Escupamoslahistoria/
Instagram: https://www.instagram.com/escupamoslahistoria/

Notas

  1. Hermanos y hermanas.
  2. Ancestros.
  3. Hermanos.
  4. Hermanas.
  5. Juego tradicional mapuche.
  6. Nombre real del toqui conocido Caupolicán.
  7. La Batalla de Reinowelen fue el primer encuentro bélico entre españoles y mapuche en la confluencia de los ríos Itata y Ñuble (cerca de lo que hoy se conoce como Chillán).
  8. Mujer u hombre que se encarga de aliviar dolencias y otros males.
  9. Sueño.